Archivo de la etiqueta: Comedia

Tchékhov: Tramposos por obligación

Este relato se separa levemente de otras historias contadas por Tchékhov en el sentido en que es enriquecido con un contenido jocoso. Si bien mantiene la intensidad en la forma de relatar los hechos, una característica que permite mantener secuestrada la atención del lector(a) y que todo buen lector agradece, el escritor condimenta la historia con una serie de actos divertidos y lo remata con uno tan inesperado como justiciero y gracioso.

Esta historia, apropiada para las fiestas de fin de año —justamente en las que es escrita esta reseña— cuenta sobre la cena de una familia y la tragedia de sus asistentes: desean que el reloj marque ya la medianoche para poder degustar de la comida que se cuece en la cocina, pero el tiempo pasa lento. Ante esto, varios de los afectados por el golpe de hambre, y en forma aislada, adelantan a cuenta-gotas el minutero del reloj de la casa para aproximar poco a poco la tan esperada hora. Diádetchkin pregunta constantemente en la cocina si no es posible poner algo de comida en la mesa, para los invitados, pero sólo recibe negativas de parte de Malánia; los invitados deben esperar.

Cuando el cometido de los saboteadores cronológicos está cumplido —el reloj marca las doce— Diádetchkin avisa a Malánia que ya es año nuevo, que puede servir la comida, a lo cual Malacha corre hacia afuera a verificar la hora, siendo cierto que es medianoche. Sin embargo, la comida no está aun lista, por lo tanto ella, en un acto de justicia casi divina, pero en todo caso ciega, decide atrasar el minutero y hacerlos esperar un poco más.